18 oct. 2008

Observando el vuelo de una cometa en la eternidad


Soy un arroyo suave y placido

Descendiendo las ruinas sagradas de tus tiemblos

Ahora que comienza el nuevo siglo,

El tiempo eterno del que hablaban los rishis,

Mi corazón es un templo escarbado en tu roca

Un espacio de pinturas rupestres arrastrando el misterio de los años

Que nos unen y nos distancian

Segundos en un cortalápices

Cuevas como islotes de libertad

Refugio de ensueño, ya a punto de decirte adiós

Tú fuiste mojando tus labios en un océano de lima

Envolviendo la noche amarga con el arco de cupido

Moradas son las línes de tus ojos, valle de fertilidad, nube del poeta

Donde nacen cataratas que desembocan en el frío de una despedida

Me dejas tanta libertad... estéril ángulo de refracción

Queda un hueco tan vacío en la expansión

Allí donde no alcanza la memoria

Regresando al lugar donde se catalizaron tantas batallas imaginarias

Volátil calma en el centro de la incertidumbre

Oculto equilibrio asustadizo

Dando paso al desconcierto en el paso brumoso,

Casi inapreciable...

Del guerrero solitario, que tantas veces murió por ti

Y aquí te espera detruyendo el tiempo

Acariciando tu nombre salvaje

Agotando el universo y sus múltiples formas

Amando tu regreso en el ayuno, intervalo de un silencio

Haciendo de ti, un mantra definitivo

Más allá de lo conocido
Observando el vuelo de una cometa en la eternidad (el brillo de tus ojos)

1 comentario:

silvi orión dijo...

COMPARTIR lleva dentro la palabra fiesta
compartir
http://www.goear.com/listen.php?v=5c69640