7 oct. 2008

Prueba 2

El emperador de los lagartos EL lagarto se mece con el columpio del cangilón y pasa por la luz y el subterráneo con un tiempo y ritmo poemáticos... ¡Eh! ¡Alto! El poema también es un lagarto, y el poeta, el gran emperador de los lagartos. Y yo digo ahora, aquí, colgado del péndulo que oscila entre los mundos que separan la rendija entreabierta de
mis párpados aquí y ahora -sacad el reloj-a las tres, con el pico rojinegro del gallo;

León Felipe

1 comentario:

Charlas dijo...

Muy bonito tu blog.
Mr Baylys.