28 jul. 2009

POEMAS PARA ELLA...VUELA,VUELA!


De José Carlos Becerra;


Ritmo De Viaje, de José Carlos Becerra

Este cuerpo que yo acaricio lentamente extendiendo la noche,este cuerpo donde yo he penetrado en mi propia distancia,en mi sofocamiento de sombra.
Este vientre donde el amor abarca a la noche,estos senos donde la luz altera los signos,este cuerpo al que ahora me entrelazo, este cuerpo al que ahora me solicito.
Este cuerpo conmigo se traspone, se vence,se lleva consigo a la noche y sus altares,sus caminos ardiendo por su propia señal,su oleaje, sus costas encendidas…
Esta mujer donde la noche descifra sus juegos ocultos,este amor al que no debemos llamar amor sino adentro de sus aguas.Este amor, este amor,este instante donde el infinito es la obra de los que se aman,de aquellos que llegan al estanque de cada caricia como buzos sagrados.Este ritmo, este ritmo de viaje,esta navegación entre la bruma,todo lleva consigo su bandera extraviada,su aurora boreal…

Temblorosa Avanza Siempre, de José Carlos Becerra

Porque tú eres puente, porque tú eres el rumor de las aguas;ansiada buscadora de aquello que el deseo avanza,eres el refuerzo con que amanece,eres la luz del mar entregada a su propia creación,absorta en el eco de su belleza.
Abandonada a tu belleza, roída por el candor,enternecida por el ocio de tus astros, llevada por la fuerza de tus apariencias,eres el rumor de hojasque el viento dice al oído del bosque.
En ti están todos los sitios del recuerdo, los túneles donde la memoria se debate atrapada,el aleteo del crucificado y la otra cara del designio,la verdad oblicua del alma y la jactancia y la vacilación,y eres la playa donde el mar se hiere las manospor asirse a la tierra.
En tu corazón un pájaro vuela hacia la noche.Tú te miras en el espejo como en una adivinanza,golpeas en tus muros, piensas que amas las flores,escuchas el ladrido de tus perros en el jardín,pero no es nadie aún.Piensas en mí, alguien apresura el paso dentro de tu almay así en tu rostro el amor se confunde con la noche.

El Otoño Recorre Las Islas, de José Carlos Becerra

A veces tu ausencia forma parte de mi mirada,mis manos contienen la lejanía de las tuyasy el otoño es la única postura que mi frente puede tomar para pensar en ti.
A veces te descubro en el rostro que no tuviste y en la aparición que no merecías,a veces es una calle al anochecer donde no habremos ya de volver a citarnos,mientras el tiempo transcurre entre un movimiento de mi corazón y un movimiento de la noche.
A veces tu ausencia aparece lentamente en mi sonrisa igual que una mancha de aceite en el agua,y es la hora de encender ciertas lucesy caminar por la casa evitando el estallido de ciertos rincones.
En tus ojos hay barcas amarradas, pero yo ya no habré de soltarlas,en tu pecho hubo tardes que al final del veranotodavía miré encenderse.
Y éstas son aún mis reuniones contigo,el deshielo que en la nochedeshace tu máscara y la pierde.

Por El Tiempo Pasas, de José Carlos Becerra

Por el tiempo pasas, lo cruzas, sales de él,rozas la superficie de la muertey distraída sigues hacia donde no sé si sigues.
Eres tú la que cruzas el tiempo,la que aparta a la muerte como si se tratara de una cortina,la que se destapa el espejo como si se tratara de una lata de cerveza que luego te bebes y la arrojas vacía sobre el asfalto.


Tu Rostro Se Borra, de José Carlos Becerra

La luna es una forma de haber amado.
La noche descuella como un astro hundido,
Como un cuerpo que ha perdido su desnudez para siempre.
Recuerda la habitación en penumbras,
Recuerda la primera cita y atestigua esta puesta de sol,
Porque tuya es la inclinación de mi frente.
Y en mi toma cuerpo tu soledad,
En tu mirada ausente se deshacen los astros y las encrucijadas del verano.
Porque tuyo es el panorama que contemplo: ciudad de a excoriación y la ceniza,
Reunión de cuerpos donde la destrucción se yergue.
Te vas extinguiendo en mi pecho con la misma soltura con que amanece.
Vuela un ave al final de mis ojos,
Tu ausencia se retira de mis actos como si nuevamente
Te marcharas.
Pero recuérdalo todo,
Porque la luna es la boca silenciosa de la noche dormida,
La caricia intentada por los muertos.
Recuérdalo todo.
La luna es una forma de haber amado.

José Carlos Becerra.

1 comentario:

silvi orión dijo...

sugar blue (pontiac)
http://www.goear.com/listen/f39c229/Pontiac-sugar-blue

ando flojilla, en parte anemia en parte impaciencia europea
sin acabar de saber disfrutar de cuando no pasa nada
pero en la tarde me he ido de paseo a buscarme por donde no me sé las calles, un día te llevo
imagíname
me fui de pequeña un par de veces cuesta arriba en bici por carril del conde
y algo se me quedó allá afuera

ahora hay casas con tendederos de colores que no se mueven porque no pasa una brisa
el atardecer ahi arriba ha sido y es alucinante
muy pura vida un niño jugando con un coche de su estatura, tres años
no se oye a la gente, porque no hay gente
si no personitas durmiendo la siesta
entiende lo que te digo, hobbit
y que eso, que las casas no son chalets, son casas
y que te sientas a la tierra a escribir
y te devoran las hormigas

todavía revelado de fotos
y tiendas de bicicletas

simpatía por los celtas

pienso en los radares del centro
y todos los sitios donde hemos follado
y que vas por la calle y te paran porque te follaste a nosequién una noche, no sé
qué agobio
se está mejor a este lado de la m-30

su casa bordeando la autopista...

sé que no te acuerdas de las canciones
pero las canciones VAN DE CHICAS
y las guitarras son nenas

y Sil, y She...
y la otra tarde kalimotxito en las vistillas tan la ostia
y acabar haciendo el amor que estuvo de vicio y yo no me podía dormir porque te estaba intentando contar que es que es muy fuerte lo de edward norton en aquella película
y volviste a cogerme
y sabes qué, que me das la risa