9 nov. 2009

EL HOMBRE DE LAS ESCALAS




























A Fernando Ochoa


“Mientras quede un hilo, habrá asimiento” Simone Weil

¿Qué le queda al hombre excéntrico?
¿Cuánto queda?, se pregunta
Siempre fuerza gravitatoria alejada del centro
Buscó en la filosofía y el conocimiento,
Mas allí, no halló respuesta
La razón era su límite
Amó con todas sus fuerzas
Mas el viento que transformó la historia
De sangre y hiedra, su camisa manchó
Creyó en la intuición del arte y su belleza
Con violencia el límite le expulsó
Pues la verdad está más cerca
Buscó en la ciencia,
Pero lo físico era un pequeño círculo exiguo
Un espejismo hecho ladrillo en la inconsistencia
El mismo Wittgenstein lo reveló
Que le queda más allá, ahí fuera
Aquí dentro
Queda lo inefable, la mística
Pero de lo que no se conoce, mejor no hablar.

No hay comentarios: